“El compromiso es darle lo mejor a los jugadores”

En la previa del aniversario número 25 del Seven Playero de Claromecó,  Juan Carlos “Chango” Conde, uno de los creadores del evento junto a José Seta, hace un repaso de la gran historia de este certamen tan tradicional de cada verano en la Costa Atlántica.

Además, nos cuenta sus expectativas para esta nueva edición, que se viene con muchas sorpresas y que promete ser una gran fiesta del rugby y del hockey.

¿Cómo y cuando surgió la idea de hacer un torneo de rugby en la arena?

 La idea surgió allá por fines del año 1992, con mi amigo José Seta, hombre de rugby y ex jugador de Hindú Club, que nos contó que en Fiji había visto que se jugaba al rugby en la arena. El me propuso hacer algo similar acá en Claromecó, la verdad que la idea me gustó y entre los 2 arrancamos.

En esa época José tenía un bar que se llamaba “Porto Velho”, ahí fue donde diseñamos las medidas de la cancha reducida y con la ayuda de la Municipalidad de Tres Arroyos pudimos armar el primer seven, donde participaron 8 equipos y el título quedó en manos de Coronel Suarez.

Contamos con la ayuda de nuestras familias, que prepararon sándwiches y clericó para el tercer tiempo que se hizo en “Porto Velho”, fue algo muy casero y artesanal.

La idea gustó muchísimo entre los rugbiers, nosotros realmente no pensamos que esto iba a perdurar tanto tiempo y de esa forma nació el primer Seven Playero de rugby de la Costa Atlántica.

Luego de 5 años que ya se jugaba en Claromecó, la idea llegó a Mar del Plata, donde también tuvo mucho éxito.

 ¿Qué recuerdos tenés de aquel primer torneo en el año 1993?

Tenemos muy lindos recuerdos de esos primeros años, fue todo muy artesanal y muy casero, sinceramente no pensábamos que el Seven Claromecó iba a tener tanta trascendencia. Recuerdo que casi no teníamos sponsors, teníamos que pagar nosotros la comida y la bebida del tercer tiempo.

Otro recuerdo que tengo es con los árbitros, por ejemplo Carlos Saligari y uno que era muy joven como Gabriel Panarace, que participaron en los primeros años y actualmente nos siguen acompañando en el Seven, eso es muy importante y lo lindo es que se formó una gran amistad con ellos.

 ¿Qué significa para vos y tu vida el Seven Claromecó?

 Con el correr de los años y con el gran crecimiento que tuvo, para mí el Seven empezó a ser una responsabilidad, cada torneo para mí es un desafío, un objetivo a cumplir, soy parte del evento y me cuesta situarme de forma imparcial.

Es algo muy importante para mí, porque junto con José y la colaboración de nuestras familias al Seven Claromecó lo creamos nosotros, y con la trascendencia que tuvo es algo muy reconfortante.

Obviamente en los últimos años descanso sobre un soporte de trabajo muy importante que es el TARHC, con el cual el torneo tuvo un crecimiento muy grande.

La base más importante que tuvo a lo largo de estos el Seven es la buena onda que tratamos de imponer con José y nuestras familias, eso hizo que se genere una gran amistad con árbitros, entrenadores y jugadores que año a año nos reencontramos para compartir un buen momento junto al rugby.

Yo lo siento como un hijo al Seven, entonces sin dudas tiene un gran valor para mí, es un desafío anual y por más que ahora no tengo que trabajar tanto en el armado, ya que la gente de TARHC hace mucho, siento como que la responsabilidad aún es mía.

¿Cómo viviste el gran crecimiento que tuvo el torneo a lo largo de su historia?

 Es muy positivo el crecimiento que tuvo el torneo en su historia, se debe al gran trabajo que se hizo, y fundamentalmente al gran grupo humano que se conformó alrededor del Seven, el compromiso y el amor que le han puesto esa gente es fundamental. Lo más importante para el Seven Claromecó es darle lo mejor a los jugadores.

¿Qué expectativas tenés para esta 25° edición del Seven Claromecó?

Esperamos una muy buena presencia de equipos, un buen nivel de juego como todos los años y principalmente que todos los chicos que vengan a Claromecó, se vuelvan a sus casas felices de haber pasado un gran fin de semana, más allá de ganar un trofeo, nuestro foco está puesto en que todos la pasen genial y que vuelvan a venir.

 Un mensaje para los que acompañaron al Seven en todos estos años…

Quiero agradecer a todos los equipos y los jugadores que año tras año nos acompañaron durante todo este tiempo. Nosotros durante toda la temporada estamos pensando en ellos y buscamos que todos la pasen lo mejor posible.

También agradecer a todas las empresas que apoyan al Seven, a la Municipalidad de Tres Arroyos, a los bomberos voluntarios, la cooperativa eléctrica y a toda la familia del TARHC que recibió con los brazos abiertos a este evento que con tanto cariño llevamos adelante con José Seta y nuestras familias.

Estoy seguro que el Seven Claromecó está en la mejor casa y con la mejor familia, que es la gente del TARHC.

 

Prensa Seven Claromecó